miércoles, 4 de agosto de 2010

ACLARACIÓN:

Por las leyes de física sólo hay "posibles" debido a que hay "limitaciones"; y, por las mismas consecuencias de tal posibilidad energética en un tiempo ilimitado, "lo que ya ha sido posible" forzosamente se repite.
Más claro: Suponga -en un ejemplo- que advierte que su hijo, sorprendentemente por su organismo muy "distinto", ha conseguido estar diez minutos sin respirar; pues, ESO YA ES POSIBLE. Luego, al ser ya algo posible, es eso una evidente capacidad y posibilidad de la energía y, como ésta tiene todo un tiempo infinito, eso obligatoriamente debe repetirse.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Osvaldo,

la razón es la única capacidad que tenemos para CONOCER las cosas y, a medida que se aplica coherentemente, las cosas se conocen mejor, sin duda; pues bien, para solucionar cualquier problema, para adaptarse -continuar- el ser humano, obligatoriamente HA DE CONOCER BIEN a lo que se adapta y qué soluciona.

Es así; y no, la razón no es de ninguna manera una entelequia, está y la tienes antes de ser entelequia -ya sea por ti mismo o grupal- como tienes la vida y las cosas naturales, ¡sí!, enfrente -regidas por reglas coherentes o... racionales, por un orden al cual sólo obedece la razón-.

Comprendo que te confunda la Escuela de Frankfurt (la Universidad actual lamentablemente ha desinformado a muchos estudiantes) pero, ésta, intentaba razonar como todas las escuelas aunque no respetaba estrictamente la razón; esto es, partía de una terapia o de una imaginación sociológica -de sugerencias o de utopía marxista-, con sus pocos aciertos y con sus muchos errores, para la crítica racional que debiera tener la sociedad.
Y, la verdad, la razón no se ciñe a eso, no; la razón no se ciñe a nada, sino sólo a una coherente aplicación de unos conocimientos probados o demostrados, y a ése también sólo demostrar otros a través de ésos.

Un cordial saludo