lunes, 7 de diciembre de 2009

LAS EMOCIONES

Los únicos que controlan las emociones son... los que confunden "lo que son las emociones". Veamos: Lo único que se deben controlar son los pensamientos (con los cuales sí se puede ordenar una escala de valores, unas restricciones y siempre para preservar unas limitaciones junto con unas prioridades a la hora de hacer algo). Las emociones son, en efecto, sentimientos y éstos no se diseñan ni se controlan ni se guían robóticamente, sino o se sienten o no se sienten (ni ya se guardan en el bolsillo para sentirlos luego), otra cosa es -claro- que no se exterioricen (algo que prohíbe el mostrarse las cosas como son).

Mejor aclarado:
Como se sabe, la sociedad no ha suprimido los instintos, sino que los ha condicionado con unas actitudes -sociales-: los ha condicionado por ponerlos "en escena de la realidad", digamos, con el decorado de una "actitud civil".
Por otra parte, sí, están las emociones, que son: el MODO DE APTITUD INSTINTIVA CAUSADO POR EXPERIENCIAS PERSONALES; es decir, el instinto ya desarrollado en un ser vivo en concreto (y éste con sus únicas experiencias).
Por ejemplo: Dos gatos (A y B) poseen, en esencia, el mismo instinto, "el de reproducirse como gatos"; en cambio, esos dos gatos poseen diferentes emociones: ésas determinadas por las vivencias que han tenido (así, el gato A, que es doméstico, inevitablemente siempre tendrá emociones que se han enraizado "en el trato humano", y no..., no se pueden controlar, pues ya están formadas).
Un ejemplo en cuanto a los seres humanos:
Un adolescente que se ha criado "jugando en el campo", SIEMPRE se emocionará -sin poderlo evitar-, en una complicidad emocional, "al ver el campo"; puesto que, concretamente él, tiene una emoción ya formada, incontrolable (y, con tal predisposición, "lo sentirá" quiera o no quiera, desde su subsconciente).
Además, son las emociones las que ayudan a crear -o bien modelan- la... intuición; lo que ocurre es que, las emociones, se impregnan de unos "valores" mientras que, las intuiciones, se determinan no precisamente "con ellos", sino con memoria, información o conocimientos (en los animales se les puede llamar "recursos de supervivencia": si a un gato, después de comer, le das una patada dos veces seguidas, en una tercera vez "sabe por intuición" que le puedes dar... una patada).
La intuición es la inteligencia primaria pero, aun así, es la base o la esencial, la que se remite al "conocer".

1 comentario:

José Repiso dijo...

La memoria es una parte complementaria de la inteligencia (pero ¡no es la inteligencia!); igualmente son partes el instinto (adquirido a través de genes), la imaginación, la intuición (que es la memoria pragmáticamente útil estando en el subsconciente, la que es adquirida a través de todas las experiencias vividas), y la reflexión analítica o que contrasta.
TODO ESO ES LA INTELIGENCIA.

Una parte complementaria con exceso no; por ejemplo:
memorizar las miles de tonterías que dice un tonto ES MUCHA MEMORIA,
y ya discernir que son tonterías... eso ES INTELIGENCIA.